Salvación y salud dos palabras gemelas que identifica a los profesionales de Enfermería con Dios

Salvación y salud dos palabras gemelas que identifica a los profesionales de Enfermería con Dios

PANAMÁ. 10 DE MAYO DE 2020.   En este quinto domingo de Pascua, en esta Misa de acción de gracias queremos agradecer a Dios por el don de una vocación tan especial como lo son los profesionales de Enfermería, y felicitar en especial a todas los que cumplen 25 y 50 años de labores; y destacar el bicentenario de la creadora e inspiradora de Florence Nightingal gracias a ella se reconoce la enfermería como tal; además de adelantarnos a su celebración del 12 de mayo que este año celebran el Día Internacional de las Enfermeras y Matronas,  declarado por la Organización Mundial de la Salud”, expresó el Arzobispo de Panamá, en  su homilía realizada en el Seminario Mayor San José.

Añadió, Salvación y salud son dos palabras gemelas que identifica a los profesionales de Enfermería con Dios, por ello jamás podemos olvidar que la salud de la humanidad es para el Señor una divisa perenne.

Según Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, este aniversario de los profesionales de enfermería tiene un matiz inesperado debido a la pandemia, porque nos ha proporcionado encontrar en esta profesión el consuelo y una entrega heroica, pocas veces vista en la historia universal.

Entregan su vida sin temor a pesar de los escasos recursos y la elevada cantidad de trabajo; uno de los propósitos de este año internacional, era ese “de que el mundo prestara su atención a sus desvelos, a la necesidad de más nombramientos y mejor equipamiento curiosamente”.

El 2020 debió ser un año de fiesta para los profesionales de enfermería luego de que la OMS, lo declarará como el año Internacional de las Enfermeras y Matronas por primera ves en la historia les rendirían un homenaje; señaló monseñor Ulloa, pero el destino a querido que se realicen  en el lugar más sagrado, en las salas de urgencia, en las salas de cuidados intensivos, en los centros de salud, en las cárceles y en las salas de aislamiento donde se trata el COVID-19.

Curiosamente ha sido el COVID-19, ha permitido lograr este objetivo; por eso es la hora de que todos los gobiernos del mundo demuestren con hechos sus  palabras y tomen decisiones a favor de la salud y de la investigación científica, recalcó.

De acuerdo con el Arzobispo metropolitano, ya paso la época de los discurso, llegó la hora de tomar decisiones y actuar para mejorar las condiciones de sus servicios y promover su formación.

El mundo está aplaudiendo la valentía del personal de enfermería que por vocación y amor a la humanidad exponen sus vidas ante este virus mortal, con tal de cuidar a sus pacientes,  evitándoles el dolor y desesperanza, mostrando a todos en este tiempo de tormenta la ternura de Dios, aunque para ustedes signifique el calvario, indica monseñor Ulloa.

El mundo entero a sido testigos y especialmente en Panamá, de las luchas de los profesionales de enfermería y de sus logros, gracias a Dios contamos con “Ángeles Blancos”, valientes en la primera línea que con la llegada del coronavirus más que paralizarlos les ha avivado su vocación de servicio y de cuidar la vida, lo que demuestra su humanismo, dijo.

Refiriéndose las palabras dichas por el Papa Francisco en una de sus homilías donde hablo sobre la ternura de Dios, monseñor Ulloa, recordó, “cuando hablo de la ternura de Dios, me viene a la mente de las enfermeras que en un hospital curan las heridas con sus manos, Dios se involucra y se mete en nuestras miserias como lo hacen las enfermeras con sus propias manos curando y sanando las heridas; demos gracias a Dios por esas personas que han dado sus vidas y calmar el dolor de las personas”.

Sigamos orando por todos los profesionales de enfermería y sus familias para que en estos momentos la fuerza del espíritu los acompañe especialmente aquellos que cumple 25 y 50 años de servicio.

El Lic. Luis Francisco Sucre, viceministro de Salud, expreso su agradecimiento con todos los profesionales de enfermería, nuestros “Ángeles Blancos”, ustedes son la pieza fundamental en el sistema de salud.

Extendemos nuestro agradecimiento por todo el sacrificio que realizan día tras día, aún estando en un sistema de salud complejo, con muchos déficit y entrado  en una etapa donde se complican con la pandemia, ustedes son la pieza principal y un apoyo también para los pacientes, destacó.

“Le pedimos a Dios que las siga llenando de ese amor por la profesión que nos ayuden a seguir siendo fuertes en estos momentos críticos, donde hay cansancio pero que nos de la fuerza para mantenemos fuertes al pie del cañón”, recalcó el viceministro de Salud.

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]