Hna. María Orfelina Ardila González Parte al encuentro del Padre Eterno

Hna. María Orfelina Ardila González Parte al encuentro del Padre Eterno

Panamá. 12 de junio de 2019.  “La Hna. Olfa, tuvo una experiencia del encuentro con Jesús desde muy joven, en su llamada y en su respuesta, al encontrar en la Congregación de Santa Teresita del Niño Jesús, su verdadera vocación, que era por donde ella podía realizar mejor la misión del Señor, en aquello que él siempre nos pide, que es formar comunidades, según las circunstancias, lugares, formas y maneras”, expresó el Obispo Auxiliar Emérito de la Arquidiócesis de Panamá, Monseñor Pablo Varela Server, durante la misa de las exequias de la Hna. María Orfelina Ardila González, que se realizó en la parroquia Ntra. Sra. de Lourdes- Carrasquilla.

El Obispo Auxiliar Emérito, recordando el Evangelio del sábado pasado señaló, “Jesús preguntaba a Pedro ¿me amas o no me amas? La Hna. Ardila, le volvió a decir al Señor, ‘sí’; su corazón no le falló por problemas de amor sino por mucho amor donado a esas comunidades humildes y sencillas.

Durante la celebración de Pentecostés, es una fiesta o misa de envió donde el Señor nos envía a ir a misionar fuera de nuestra comunidad; y la Hna. Ardila, lo entendió tan bien sino que se fue tan lejos que nos dejó atrás, dijo.

“Ella a dado un salto a la casa del Padre, lugar donde todos esperamos  llegar con la esperanza y la misericordia de Dios; que todos podamos encontrarnos, por eso mientras caminamos, no como la Hna. Ardila, anduvo por la montaña, sino cada uno en su circunstancia actual; entendamos que no estamos abandonados ni nos hemos quedado sin luz porque el Señor resucito y a través de su Espíritu nos reúne, nos fortalece y nos da sabiduría  para saber entender estas situaciones”.

En medio de la homilía el Misionero Franciscano Capuchino de la parroquia Cuerpo y Sangre de Cristo de Tortí, el sacerdote Pablo Kasuboski, destacó, estamos enfrentado otra vez una situación donde nuestra fe nos ha probado, la separación física y humana de un ser querido por mucha gente, es difícil.

Agregó, a veces pensamos que quien va a llenar ese espacio vacío, sentimos como los apóstoles cuando Jesús fue crucificado y enterrado; nos preguntamos ¿Qué hacemos ahora? ¿quién va a llenar ese liderazgo, ese cariño, esa visión, el amor que tenía para los demás?

Su partida a la Casa del Padre, no es una desgracia, es difícil perder a una amiga, una persona con 81 años que atraía a tanta gente, que no le daba pena en meterse con todos aquellos que no eran católicos, caminando, visitando y recorriendo las montañas, señaló el Padre Kasuboski.

“Algo interesante de la Hna. Olfa, que pude darme cuenta, recordó el padre Kasuboski, era que podía entender el sufrimiento de mucha gente, era un don que tenía con un corazón grande, porque quería lo mejor para la gente de la parroquia Cuerpo y Sangre de Cristo en Tortí donde laboró por ocho años”.

A través de su sonrisa  y su amor la Hna. Olfa, obtuvo el corazón de la gente, si tenemos eso podemos defendernos, recalcó el P. Kasuboski, siempre apresurada, cuando caminaba corría y si era en carro era más rápida, porque su fin era compartir con su gente.

 

Reseña

La mañana del lunes 10 de junio, la Hna. María Orfelina Ardila González, partió al encuentro con Padre Celestial a los 81 años de edad y 59 de vida Consagrada; quien ofreció a plenitud con canciones con amor y ternura por su entrega a Dios, una mujer que gastó la vida por los hermanos.

Su ardiente deseo de consagrarse a Dios para la salvación de las almas y su propia santificación, la llevaron a ingresar a la congregación el 1 de enero de 1958, a sus 19 años de edad; luego el 19 de marzo de 1960 emite su profesión religiosa y Sella su pacto definitivo de amor divino mediante los botos perpetuos el 1 de julio de 1965 en La Tebaica, Colombia.

Tuvo como nombre de religiosa, ‘Hna. Narcisa de Santa Teresita’, nació en Jesús María Santander- Colombia el 27 de abril de 1938. Sus Padres Don Narciso Donato Ardila Ordoñez y la Sra. María Briseida González, fue la segunda de ocho hermanos.

 

IMG_0077
IMG_0083
IMG_0084
IMG_0085
IMG_0105
IMG_0112
IMG_0114
IMG_0123


Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *