Celebración de la Cena del Señor y el Lavatorio de los pies

Celebración de la Cena del Señor y el Lavatorio de los pies

Panamá. 22 de abril de 2019. “Una vez más sentimos la verdad del misterio que se hace presente…, lo nuestro no es un simple recuerdo, la celebración de la Eucaristía es memorial, que actualiza su presencia y su entrega. En esta Misa de la Cena del Señor, se inscribe no en el pasado sino en un misterio que se actualiza en cada Eucaristía que da sentido a nuestra vida”, expresó en su homilía el Arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta,.

en la celebración de la Santa Eucaristía y el Lavatorio de los pies del Jueves Santo, presidida en la Catedral Basílica Santa María la Antigua, el 19 de abril.

El Arzobispo en señaló, que el  Jueves Santo, Jesús instituyó el sacramento de la Eucaristía, que la Iglesia  honra de forma particular, constituyendo el monumento para la adoración de los fieles hasta el Viernes Santo…, es el día del año más oportuno para que podamos reflexionar y elevar nuestra acción de gracias al Señor por el regalo de la Eucaristía.

También el Jueves Santo celebramos la institución del Sacerdocio, día en que Jesús eligió a hermanos del pueblo de Dios para que participen de su sagrada misión que son los sacerdotes
“Ahora nos toca no solo repetir sus enseñanzas sino algo tan sencillos como ponernos a lavar los pies de los hombres, hacer lo que nadie quiere, lavar los pies; Jesús le llama amor verdadero y fraterno si amamos  y servimos a los hermanos”, dijo monseñor Ulloa. La Iglesia quiere que los sacerdotes laven los pies de las personas en memoria de los apóstoles de Jesús, porque el Señor cuando nos lava, nos purifica…

Monseñor Ulloa Mendieta, refiriéndose a las palabras del Papa Francisco, dijo, “necesito ser lavado por el Señor, y rezo por esto durante esta misa, para que también lave mi suciedad, para que sea más esclavo que ustedes, en el servicio a la gente” y este debe ser el servicio de la Iglesia”.


Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.