Monseñor Ulloa: “La transformación de la Iglesia es para los jóvenes”

Monseñor Ulloa: “La transformación de la Iglesia es para los jóvenes”

El arzobispo de Panamá, monseñor Juan Domingo Ulloa, junto con el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, mantuvieron un diálogo con periodistas durante el II Encuentro Nacional de Juventud. El panameño manifestó que se preparan para la Jornada Mundial de Juventud 2019 “como familia”.

Tras el mensaje del Papa Francisco, el arzobispo de Panamá, monseñor Juan Domingo Ulloa, junto con el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea,  dialogaron con periodistas. En referencia al vídeo mensaje, monseñor Ojea destacó el pedido de “sólo mirar desde arriba a alguien para ayudarlo a levantarse”. Además monseñor Ulloa comentó, entre risas, que siempre se siente “retado” por el papa Francisco. “La transformación de la Iglesia es para los jóvenes: ahí hay que detenernos. Este mensaje del Papa hace referencia a todas las realidades de la juventud del mundo y sobre todo de Latinoamérica. Es un reto porque nos pide compromiso. Él nos desafía a creer en la juventud pero con los pies en la tierra. Para que esto sea sólido hay que mirar la historia”, enfatizó el arzobispo panameño.

Por otro lado, monseñor Ojea, invitó a los jóvenes a llevarse la experiencia de la alegría del encuentro, “del amor, de la esperanza. Una alegría fundada en el amor de Dios y en reconocernos hermanos aunque vengamos de distintos lados. El Evangelio toma una fuerza nueva cuando nos reconocemos parte de la patria. A mí me emociona como el Papa habla de la patria. La patria es madre. Tiene que ver con los antepasados pero sobre todo con la capacidad de transformar”.

Además, agregó: “Cada vez que el joven nos habla percibimos honestidad ya que siempre interpela. Delante de él no hay posturas, hay que ser claro, conciso y verdadero. Uno rinde examen de verdad constantemente frente a ellos. Los obispos nos vamos con el deseo de escucharlos mejor. El futuro es de ellos y nosotros tenemos el deber de incorporarlo y abrir las puertas de las iglesias para escucharlos”.

A su vez, monseñor Ulloa, sostuvo: “Los jóvenes nos piden que, como pastores, estemos cada vez más cercanos. Hay que reconocer la misma realidad y fragilidad. Así caminamos hacia ese sueño, a ese ideal que la presencia de Jesús y la Iglesia nos invita.  En este último tiempo los jóvenes se convirtieron en grandes discípulos. Frente a ellos tenemos que reconocernos en estado de conversión y de cambio”.

Finalmente, hizo referencia  a la Jornada Mundial de Juventud 2019 que preparan y compartió, “nos estamos preparando como Iglesia. Queremos que sea un encuentro de Iglesia como familia. El Señor quiere que pongamos nuestro carisma al servicio de los demás. También buscamos dejar un mensaje sobre la  responsabilidad del cuidado de la casa común”, concluyó.

 

Comparte