P. Efraín De León: “Luchemos y rompamos esas barreras que nos separan” Cita Eucarística de Panamá Centro

P. Efraín De León: “Luchemos y rompamos esas barreras que nos separan” Cita Eucarística de Panamá Centro

Momento de mucha alegría y oración vivieron feligreses de las 34 parroquias de la Zona Santa María la Antigua, en la Cita Eucarística, ante la presencia viva y real de Jesucristo en la Eucaristía, fuente y cumbre de nuestra fe cristiana católica. Celebración que presidió el P. Efraín De León, vicario de pastoral de la Arquidiócesis, y fue claro al decir “la situación que vive nuestro país exige de todos los panameños de buena voluntad, desde un diálogo respetuoso y fraterno, sin banderas políticas, sin intereses mezquinos y egoístas, sin la pretensión de que hay vencedores y vencidos, aquí el único ganador debe ser el pueblo panameño”.

Celebración que se realizó en el gimnasio de la Universidad Católica Santa María la Antigua USMA, inició con el rezo del Santo Rosario, se realizó confecciones y la anidación estuvo a cargo de los coros de la Vicaría de La Merced, Vicaría De Cristo Rey, Vicaría Santa Eduvigis y la Vicaría de La Asunción.

El P. Efraín De León, en su homilía, invitó “luchemos por el bien común, rompiendo esas barreras que por muchos años nos separan, ¡donde hay pocos que tienen mucho, y muchos que tienen poco! Oportunidad que el Señor nos da, de acabar con esas desigualdades desproporcionadas que existen en nuestro país”.

Nuestro pueblo demanda una buena alimentación, un buen sistema de salud, una educación a la altura de los países desarrollados, acabar con la corrupción en todos los niveles, que mantiene empobrecidos a nuestra región. Es hora de trabajar por un nuevo Panamá, para que haya un verdadero cambio estructural, que haga realmente un país más justo y equitativo, fue su llamado.

La Iglesia seguirá siempre poniéndose al lado de los más sencillos y vulnerables, de la misma manera como lo hacía nuestro divino maestro Jesús de Nazaret. Oremos para que el diálogo no sea una discusión ni un debate de ideas, sino una búsqueda de la verdad entre todos, dijo el P. De León.

Camino sinodal

Para el Vicario de Pastoral de la Arquidiócesis, este tiempo de sinodalidad, hoy más que nunca existe una necesidad imperiosa de escuchar y ser escuchados, sobre todo en una Iglesia que busca renovarse; también fue claro al señalar, “es importante llamar la atención cuando los católicos ante los problemas que enfrenta el país, se atreven a decir que la Iglesia no ha hecho nada, que está cayada, donde todos somos Iglesia. Pensamos que la Iglesia solo es el Papa, los cardenales, los obispos, los sacerdotes y diáconos, todos los bautizados, somos Iglesia, ¡Cuando tú dices que la Iglesia no ha hecho nada, tú tampoco has hecho nada, todos somos responsables!.

Este Sínodo se desarrolla dentro de un contexto de una pandemia mundial, de conflictos locales e internacionales, el creciente impacto del cambio climático, las migraciones, las distintas formas de injusticia, del racismo, la violencia, la persecución y el aumento de las desigualdades en la humanidad, donde Panamá no escapa a esta realidad.

En la Iglesia el contexto está también marcado por el sufrimiento que experimentan los menores de edad y las personas vulnerables a causa de los abusos sexuales, de poderes y de consciencia cometidos por un notable número de clérigos y personas consagradas, “hermanos sacerdotes, compañeros de camino, nosotros no somos los dueños de las parroquias simplemente somos servidores, el único dueño es Dios, nosotros estamos a su servicio, fue el llamado del P. Efraín.

El P. Alejandro Goulbornedelegado episcopal de la zona Santa María la Antigua, en su exhortación reiteró “nuestra Iglesia Arquidiocesana está viviendo momentos históricos que les permite renovar su compromiso Evangélico y misionero al que nos anima, el Papa Francisco con el Sínodo, donde el verbo clave es escuchar. Al hacer Iglesia en nuestra zona, estaremos enriqueciendo nuestra acción pastoral, no dejemos de escucharnos, porque eso nos brinda la oportunidad de crecer, de comprendernos, de conocernos más profundamente, de compartir sueños y metas, para poder ser ese rostro visible de Jesucristo en la vida del pueblo de Dios”.

La Sra. Sonia Murgas, de la parroquia San Antonio María Claret, dijo “representa una espiritualidad muy grande sobre la responsabilidad que tenemos todos de caminar juntos como Iglesia, para sacar al país adelante de esta crisis que esperamos superando con la gracia de Dios”.

Daniela Díaz, del grupo de jóvenes del Apostolado de Fátima en Panamá, expresó “con la situación del país, esta celebración es para nosotros una unidad de oración por el bien de todo nuestra comunidad panameña”.

 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]