Nos urge romper estereotipos y crear conciencia sobre los problemas de Salud Mental

Nos urge romper estereotipos y crear conciencia    sobre los problemas de Salud Mental

PANAMÁ. 10 DE OCTUBRE DE 2021.   El Arzobispo Metropolitano, en la Misa presidida en la parroquia de Santa Ana, expresó “este domingo conmemoramos el Día Mundial de la Salud Mental, un momento para que todos podamos reflexionar sobre la urgencia de romper estereotipos y crear conciencia sobre los problemas de la salud mental que en el mundo se han agudizado con la pandemia del COVID-19”. 

 

Añadió, nos corresponde en nuestras familias estar atentos a los comportamientos de los demás miembros porque hay señales de enfermedades mentales que no debemos ignorar. “No esperemos que la situación se agrave porque sentimos vergüenza de estar afectados o de tener un familiar con problemas de salud mental”. 

 

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, en su homilía manifestó que han aumentado los casos de trastornos mentales en las región de las Américas casi 100 mil personas mueren por suicidio cada año, en esta circunstancias, recalcó que es imprescindible que trabajemos juntos todos los sectores de la sociedad para que la atención de la salud mental sea una realidad para todos. 

 

Como pastores estamos profundamente preocupados con la desgarradora prevalencia de las enfermedades mentales en nuestra sociedad, por esto todos hemos de tomar medidas para abordar esta forma trágica de sufrimiento y aflicción, dijo Mons. Ulloa. 

 

Aunque la enfermedad mental no es tan aparentemente conocida como los problemas médicos en general, ella es igualmente importante y singularmente desafiante; indicó el Arzobispo metropolitano, reiterando que las personas que padecen alguna enfermedad mental a menudo sufren en silencio sin ser reconocidos por los demás… Pero una persona diagnosticada con una enfermedad como la depresión, la ansiedad paralizante o un trastorno bipolar, frecuentemente experimenta aislamiento, carece de apoyo y a menudo el injusto estigma social.  Esto no debería suceder  ni en nuestras comunidades civiles y menos aún en nuestras comunidades católicas. 

 

Según Monseñor Ulloa, aquellos que viven con una enfermedad mental jamás deben llevar esta carga solos, ni tampoco sus familiares que luchan heroicamente para ayudar a sus seres queridos, exhortando a proclamar claramente que no hay que avergonzarse por recibir un diagnostico de un desorden psiquiátrico y afirmemos la necesidad de cara a nuestras comunidades para eliminar el injusto prejuicio y estigma. 

 

Como Católicos debemos ser los primeros en dar testimonios de la verdad sobre la dignidad de toda persona humana; porque la enfermedad mental no es ni un fracaso moral, ni un defecto de carácter, el hecho de padecer un trasto psiquiátrico no es señal tampoco de una fe insuficiente o de una voluntad débil; indicó Monseñor Ulloa, señalando que hombres y mujeres de solida integridad moral y santidad heroica como Abraham Lincom, Winston Churchill  hasta Santa Terecita del Niño Jesús, San Benito José Labre,  Santa Francisca de Roma y Santa Josefina Vaquita, padecieron trastornos mentales o grabes heridas psicológicas. 

 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]