Monseñor Ulloa: “Nuestro compromiso Pascual, debe se defender la vida de la mujer”

Monseñor Ulloa: “Nuestro compromiso Pascual, debe se defender la vida de la mujer”

PANAMÁ. 12 DE ABRIL DE 2020.   “Nuestro compromiso Pascual debe ser defender la vida de las mujeres que han sido golpeadas, violadas, inducidas a prostituirse y a eliminar la vida que llevan en el vientre”, “hay una sola verdad Cristo está vivo y ha resucitado, verdaderamente ha resucitado, Aleluya feliz Pascua de Resurrección”, expreso el Arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, en la misa de la Resurrección del Señor, realizada en el Seminario Mayor San José.

Añadió, “analicemos el papel heroico de la mujer en esta pandemia que nos ha dado la oportunidad de revalorizar lo que es importante en nuestra vida, debemos priorizar que es lo importante”.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, señaló que este no es el tiempo de la indiferencia, es un tiempo para estar unidos, porque el mundo entero está sufriendo y tiene que estar unido para afrontar la pandemia.

“Que Jesús, nuestra Pascua, conceda fortaleza y esperanza a los médicos y a los enfermeros, que en todas partes ofrecen un testimonio de cuidado y amor al prójimo hasta la extenuación de sus fuerzas y, no pocas veces, hasta el sacrificio de su propia salud; también a quien trabajan anónimamente  asiduamente para garantizar los servicios esenciales necesarios para la convivencia civil, a las fuerzas del orden y a los militares, que en muchos países, pronunció.

Nos corresponde como cristianos vivir como Resucitados en medio de las tinieblas de la corrupción, del juega vivo; el Obispo panameño, indicó que debemos ser capaces de hacer que la luz del Resucitado alumbre a nuestras comunidades;  ahí en nuestras casas, en nuestro trabajo, en nuestro barrio, debemos decir no al “juega vivo”; no más coimas, no más maltrato, no a aquellos delincuentes que nos roban a nuestros niños y nuestros jóvenes del seno familiar.

“Construir el Panamá que todos queremos no se hace solo de palabra; demanda una serie de condiciones que pasan por la opción personal de ser consciente de que mis actos, mis acciones, tienen repercusiones en la sociedad”, dijo.

El Arzobispo de Panamá, pidió orar por quienes en este momento tienen responsabilidades políticas, el presidente y su equipo para sigan trabajando activamente en favor del bien común de los ciudadanos, proporcionando los medios e instrumentos necesarios para permitir que todos los panameños puedan tener una vida digna.

Que esta Pascua nos conceda fortaleza a cada uno, expresó monseñor Ulloa, recordando las palabras del Papa Francisco, en que decía, “para muchos permanecer en casa ha sido una ocasión para reflexionar, para detener el frenético ritmo de vida, para estar con los seres queridos y disfrutar de su compañía; pero también es para otros es un tiempo de preocupación por el futuro que se presenta incierto, por el trabajo que corre el riesgo de perderse y por las demás consecuencias que la crisis actual trae”.

Hermanos su inquietud y mi inquietud era la misma de los discípulos que de aquella oscuridad surgió la luz, la cual ha iluminado a toda la humanidad; hay una sola verdad Cristo está vivo y ha resucitado, verdaderamente ha resucitado, Aleluya, Aleluya,  ¡feliz Pascua de Resurrección!, concluyo el Arzobispo de Panamá.

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]