Memoria agradecida por los comunicadores eclesiales y seculares que exponen su vida para mantenernos informados

Memoria agradecida por los comunicadores eclesiales y seculares que exponen su vida para mantenernos informados

PANAMÁ. 24 DE MAYO DE 2020.   “Estamos festejando la Solemnidad de la Ascensión del Señor, es la fiesta también del compromiso Dios pone en nuestras manos el proseguir la misión que vamos a encontrar en las cosas ordinarias que cada uno realiza; también la Iglesia Universal celebra desde el Concilio Vaticano II, la 54 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales por eso hacemos memoria agradecida de unos héroes anónimo, todos los profesionales comunicadores eclesiales y seculares que exponen su vida por llevarnos las noticias cada día a nuestros hogares  para mantenernos informados, expresó el Arzobispo de Panamá, al iniciar la Misa realizada en el Seminario Mayor San José.

Añadió, a nuestros respetados comunicadores, celebramos en la fiesta de la Asunción del Señor, la 54 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, porque es donde podemos descubrir que Jesús es el primer comunicador, el primero que baja desde el cielo a hacerse hombre para proclamarnos la buena noticia.

Señaló, la Ascensión es una llamada de atención a nuestra pasividad, es una llamada de atención a todos aquellos que lo esperan todo del cielo, con los brazos cruzados, sin hacer nada, pero metiéndose en todo.

La Ascensión es la fiesta de la tierra, de la esperanza, del compromiso con este mundo y con sus gentes, es la fiesta para que hagamos presente a Cristo en nuestro mundo llevando a cabo la misión que nos ha encomendado, dijo.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, señaló hacemos memoria agradecida por todos los comunicadores eclesiales y seculares que realizan ese gran trabajo, oremos por los profesionales de la comunicación que hacen un gran esfuerzo por llevar la buena noticia y por ser nuestros ojo, los oídos y  la voz de nuestros pueblos comunicando con verdad.

También elevemos nuestras oraciones por todos los profesionales de la comunicación que han sido víctimas del COVID-19 y por los que han fallecido ejerciendo esta labor durante la pandemia, pedimos en especial por sus familiares para que les des la fuerza y fortaleza, recalcó monseñor Ulloa.

Comunicadores, cuan importante es vuestro trabajo, indicó monseñor Ulloa, por eso recordemos un proverbio africano que nos recuerda la responsabilidad de quienes comunican “todos podemos ser la sonrisa de aquellos que nos han precedido, así cada historia puede ser rescatada y redimida por el compartir de una sonrisa”.

La Iglesia católica necesita de los medios de comunicación para cumplir su misión de anunciar el Evangelio al mundo entero, por ello debemos colaboran a la correcta información, a la ordenada formación, al diálogo sincero y respetuoso, al sano entretenimiento y a la evangelización, sostuvo el Obispo panameño.

El Arzobispo metropolitano, expreso que “los medios de comunicación pueden ayudarnos en esta tarea, especialmente hoy cuando las redes de las comunicaciones humanas han alcanzado niveles de desarrollo inauditos. En particular, Internet puede ofrecer mayores posibilidades de encuentro y de solidaridad entre todos; y esto es algo bueno, es un don de Dios, indicó Monseñor Ulloa.

Su rol como profesionales de la comunicación, sostuvo monseñor Ulloa Mendieta, es vital para la población que busca información verídica sobre la nueva enfermedad que atemoriza al mundo y por ende, deben trabajar para el bien común de los individuos en una situación tan particular. en estos momentos la ética periodística en la cobertura de la pandemia.

Reconocemos todo el trabajo que realizan los diversos medios de comunicación eclesiales y seculares, y pedimos a María Auxiliadora para que les siga bendiciendo en esta gran misión que el Señor les ha encomendado, dijo.

Enviamos nuestro saludo a la parroquia María Auxiliadora de Pueblo Nuevo y a la parroquia María Auxiliadora de Bejuco y a las familias salesianas que celebran también la fiesta de Nuestra Madre María Auxiliadora, auxilio de los cristianos, a ella la buena Madre, le pedimos que acompañe y guie esta gran vocación de ser comunicadores, concluyó el Arzobispo de Panamá.

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="http://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]