Memoria Agradecida por el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Memoria Agradecida por el Día  Internacional de los Pueblos Indígenas

PANAMÁ. 10 DE AGOSTO DE 2020.  “Seguimos pidiendo a Dios para que la fe nos de el impulso de hacer nuevo este continente y que podamos apreciar la diversidad de etnias y culturas”, expresó el Arzobispo de Panamá, al iniciar la Santa Misa dominical realizada en la capilla del Seminario Mayor San José.

Añadió, “especialmente en la Iglesia hacemos memoria agradecida por un hombre que se identifico con la Amazonía, con los indígenas y por los más pobres de esta tierra, como fue Don Pedro Casaldáliga, el gran Obispo de Matto Grosso  que partió a la casa del Padre el sábado 8 de agosto.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, indicó, queremos hacer memoria agradecida por el Obispo de Matto Grosso  Don Pedro Casaldáliga, si hoy en la Iglesia la Amazonía, las periferias, los indígenas se han convertido en el centro, es porque desde hace muchos años, muchos Pedros mostraron la riqueza que ella encierra.

“Somos red, somos Iglesia que quiere caminar unida, compañera y aliada de los últimos, aprendiz, feliz en escuchar a quien habla desde el corazón, con esa mirada limpia y firme, que denuncia y deja claro que estamos al lado de los preferidos de Dios.”, dijo.

Don Pedro no se cansaba de exhortar, señala Monseñor Ulloa,  “¿Cómo no luchar juntos? ¿Cómo no orar juntos y trabajar codo a codo para defender a los pobres de la Amazonía, para mostrar el rostro santo del Señor y para cuidar su obra creadora?”.

El domingo 9 de agosto conmemoramos el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. También finalizamos la semana de la Pastoral Indígena que nos ha permitido descubrir las riquezas que aportan nuestros hermanos indígenas en la construcción de nuestra nación, indicó.

El Arzobispo panameño dio gracias a Dios por la riqueza de nuestros pueblos indígenas y saludamos especialmente a los representantes de las diversas etnias indígenas: Guna, Ngäbe, Buglé, Emberá, Wounaan, Teribe/Naso, Bokota y Bri Bri; presentes en la clausura de la semana de oración y reflexión por los pueblos indígenas.

Según el Obispo metropolitano, “nos falta una conversión a obispos, sacerdotes, religiosas, laicos frente a estos pueblos que han aportado y siguen aportando no solo a la sociedad sino a la misma Iglesia. Aún tenemos mucho que aprender de ellos”.

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]