Los maestros a través de conocimientos y valores edifican a la persona y construyen un mejor país

El Arzobispo metropolitano en el Día del Maestro, ofreció la Eucaristía en acción de gracia por todos los docentes y maestros panameños; a quienes les expresó “Ustedes tienen en sus manos el forjar las mentes y los corazones de tantos niños y jóvenes panameños, que a través de la transmisión no solo de conocimiento, sino de valores esenciales van edificando a la persona y construyendo un mejor Panamá”. 

 

Les alentó, “a pesar de las dificultades sigan siendo dadores de vida, constructores de esperanza; forjando por medio de la educación el futuro de las nuevas generaciones como ciudadanos íntegros al servicio del país”. 

 

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, aprovecho recordarles que la labor del docente significa abnegación y sacrificio, ustedes más que nadie saben que la verdadera vocación del docente, es una expresión de servicio, de generosidad y de entrega al prójimo. 

 

En la homilía el Arzobispo Ulloa, dijo ¡La figura que mejor refleja lo que es un maestro es la del sembrador o la del jardinero! Sembradores de esperanza y jardineros que van cuidando cada planta personalmente y van conociendo el desarrollo, además les reiteró su gratitud y reconocimiento por vuestro valioso servicio a la educación y formación de por la formación de los niños, jóvenes y adultos de nuestra patria. 

 

Durante la Eucaristía bendijo a los docentes y maestros que han sido condecorados con la medalla Manuel José Hurtado y además les concedió un pergamino como un recuerdo del bicentenario; por su compromiso y misión que realiza por la educación del país. 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]