La Virgen María modelo de fe y esperanza para preparar el corazón para recibir al Niño Dios

La Virgen María modelo de fe y esperanza   para preparar el corazón para recibir al Niño Dios

Celebramos la última semana de Adviento y la liturgia nos propone a la Virgen María como modelo de fe y de esperanza ante la proximidad de la Navidad, celebración en que el Arzobispo metropolitano bendijo a los Niños Dios que las familias panameñas colocaran en sus nacimientos para Navidad, a la vez exhortó a preparar nuestro corazón para celebrar con verdadero gozo la venida de nuestro Liberador, mientras muchos se preocupa únicamente de las compras, los regalos y adornar su casa, nada tiene mejor determinación que pedirle al Señor que nos renueve. 

 

Estamos a la puerta de la Navidad, señaló Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, interpelando ¿porque una sociedad cada día más secularizada, celebra con tanto entusiasmo la fiesta cristiana más significativas de la religión? Señalando será que en el fondo el ser humano desea y necesita ante todo ser feliz, hay una manera humana y cristiana que debemos recuperar en estos días, el acompañar a quien lo necesita, a quien se encuentre hundido en la soledad, agobiado por la depresión, atrapado por la enfermedad o sencillamente vacío de alegría y de esperanza en la vida. 

 

Insistió, debemos seguir preparando nuestro corazón con gozo y tener bien claro ¿qué es lo que nos causa alegría en esta Navidad? y ¿qué es lo que realmente celebramos?  

 

Debemos estar convencidos de que celebramos a ese Niño que nació en Belén, que entregó su vida en la cruz y venció a la muerte y viene a liberarnos de nuestros miedos al dolor, miedos al sufrimiento, del miedo a la soledad y del miedo a la muerte; insistió Mons. Ulloa, reiterando ¡No puede haber tristeza en Navidad cuando nos ha nacido el Salvador! y eso un cristiano católico lo tiene que tener muy claro. 

 

Aprovechemos esta fiesta para crear solidaridad, generosidad y compartir entre todos los que convivimos en comunidad, mirando siempre a la protagonista de la Navidad que es la Virgen María, para imitarla en su fidelidad a la voluntad de Dios, en su disponibilidad para servir a todos con alegría, sigamos sus pasos exhorta el Arzobispo Ulloa.  

 

El compartir genera alegría, en verdad produce un efecto de satisfacción que viene directamente de Dios, así como lo han hecho los miles de voluntarios que han colaborado en medio de la pandemia llevando un poco de consuelo y felicidad en esos momentos difíciles, porque él no compartir nos empequeñece, nos asosiega y nos avergüenza expresó el Arzobispo de Panamá. 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]