Eucaristía del 1er Aniversario del fallecimiento de Mons. Uriah Ashley

A un año de la desaparición física de Monseñor Uriah Ashley Obispo Emérito de la Arquidiócesis, el Arzobispo de Panamá durante la Eucaristía en memoria agradecida celebrada en la Capilla del Seminario Mayor San José, expresó “recordamos a una persona que lo definía su bondad, su cercanía, su sencillez, su alegría pero sobre todo lo definía su fe y su amor a la Virgen María se manifestaba en cualquier momento y en cualquier lugar; sobre todo por su ministerio sacerdotal y episcopal, además de cómo iluminó en tanta gente y familias penonomeñas, a sus hermanos y amigos bocatoreños y a los de  Pastora Afropanameñas a quienes les tenía un gran cariño y aprecio”. 

 

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, recordó “Mons. Uriah, vivía con vitalidad étnica y su vocación sacerdotal fueron una de sus pasiones, conocedor también de las limitaciones que tienen los Afro Descendientes en la Iglesia y en la sociedad, siempre estuvo animando sus espacios de encuentro y elaborando estrategias sencillas para abrir caminos de diálogos y animar las vocaciones sacerdotales tanto en la cultura negras como indígenas. 

 

Le reiteró las gracias, al equipo de formadores y seminaristas del Seminario Mayor San José, así como a tantas personas que acompañaron a Mons. Uriah, porque “sé que ustedes aprendieron de este pastor experiencia que les ha marcado su formación sacerdotal, en el servicio al hermano”. 

 

Todos hemos sido testigos de su dedicación a esta Iglesia y a esta tierra istmeña con la conciencia de ser siervo de Jesucristo, ministro de la palabra y dispensador de sus misterios; Mons. Uriah era sobre todo sacerdote antes que pastor, siempre se sintió peregrino caminante a la casa del Padre, señaló el Arzobispo Ulloa. 

 

Evocó, la primera frase que Mons. Uriah, manifestó ante unas dos mil personas en Honduras, motivando la participación de los AfroDescendientes, “Sino somos capaces de sentarnos en la mesa donde se toman las decisiones seguiremos recogiendo las migajas que caen de ella”, expresó Mons. Ulloa Mendieta recalcando que esto es válido también hoy para transformar las injusticias sociales que vivimos en nuestro país. 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]