Casa Hogar San José, albergue cofiando en la Providencia

Casa Hogar San José, albergue cofiando en la Providencia

Panamá. 18 de marzo de 2019. “…los asilos de ancianos deben ser los “pulmones” de la  humanidad en un país, un barrio o una parroquia; deberían ser “santuarios” donde (los ancianos) sean  cuidados y custodiados como un hermano o una hermana mayor”, ha dicho el Papa Francisco al abordar este tema en el I Encuentro Internacional con personas mayores  celebrado en el 2014.

Quizá este ha sido el espíritu que ha motivado mantener abierta la Casa Hogar San José, ubicado en Altos de cabuyita, en el corregimiento de la 24 de Diciembre. Ahí se atiende a 22 adultos mayores, “día tras día, viven confiados en la Providencia Divina, mientras hacen un esfuerzo titánico para cubrir las necesidades de esta misión”, afirmó el diácono Gabriel González, admitrador de este hogar.

Algunos de los ancianos fueron encontrados en las calles abandonados y enfermos, unos referidos por hospitales y otros casos fueron llevados por alguna trabajadora social del MIDES que se percató del maltrato que le daban sus propios familiares

Cada uno guarda una historia de dolor, que cuentan a medias, sin querer reconocer que sus hijos o familiares no los visitan; excusándolos porque no tienen dinero o tiempo para buscarlos, indicó el diácono González.

Para González es frustrante buscar el dinero para pagar el salario de las ocho personas que aquí colaboran; a quienes ni siquiera se les puede pagar el salario mínimo, señaló. Añadió que lo más critico es cuando hospitalizan a algunos de los adultos mayores, porque al momento de darle salida, no se cuenta con el aporte mínimo que exige para pagar la hospitalización porque en ocasiones son 30 días que casi salen a tres mil dólares, señala.

“Solo en medicamentos se gasta 600 dólares cada mes, en comida se consume unos B/. 350.00, semanalmente, además de los salarios en cada quincena. Esto es una situación preocupante.  Dependemos de la generosidad de la gente y somos consientes que nuestros colaboradores tienen familia y compromisos por lo que tratamos de no fallarles.” 

De la Pastoral Social -Carita de la Arquidiócesis de Panamá, Emérita González,  comenta que el Hogar tiene abuelos enfermos de la próstata y solo el medicamento que contiene  30 pastillas,  su costo es de B/. 100.00 otros reciben tratamientos en el oncológicos que son sumamente costosos.

“Yo no sabía la magnitud del compromiso que asumía, para mi es un llamado de Dios, esto forma parte de mi misión como diácono estar al servicio de los necesitados”, expresó González.

El diácono González, anima a los feligreses para que incluyan el Hogar en las actividades de sensibilización que realizan en sus parroquias; “ayuden a instituciones como estas que solo por amor vemos el rostro de Cristo  en cada uno y atenderles como dignos hijos de Dios.

Buscamos lograr un mejor acompañamiento espiritual de las personas que llegan al Hogar, fortalecer el voluntariado de manera permanente, mayor colaboración de profesionales de la salud como geriátras, odontólogos, psicólogos, medicina general para atender las necesidades físicas, emocionales, psicológicas y garantizarles una mejorar la calidad humana, destacó González.

Testimonios
Saúl Samaniego, voluntario del Hogar San José, “llegué a este lugar a través del padre Domingo Escobar, hago de todo, lavo diariamente y reparo lo equipos que se dañan; trato de darle una mejor calidad de vida a todos los ancianos viven aquí. Son tantas las necesidades que tiene este lugar:  alimentos secos, medicamentos, productos de limpieza; solo contamos con una lavadora, realmente necesitamos de la ayuda de más personas caritativas  porque prácticamente este hogar nadie lo conoce”.

Marcela Muñoz, voluntaria del Hogar: “trato de acompañar a los abuelitos en esos momentos cuando están tristes, alegres o enojados; me siento a hablar más con aquellos que se sienten solos”. “Me da mucha tristeza con los abuelitos porque sus familiares no los visitan y me gustaría que su familia los visitaran para que se sientan acompañados; porque muchas veces sienten que nadie los quiere. No es un trabajo fácil, en su mayoría  no caminan hay que bañarlos y vestirlos”.

Roberto Samaniego Lorenzo,  El abuelo:  “llegué al hogar en el 2017, me han tratado bien, me dan mi comida, un cuarto y cama, por lo que estoy agradecido”.

¿Cómo nace el Hogar?

Fundada en el año 2002, por el sacerdote colombiano Darío  Cardona, con la finalidad de acoger a niños abandonados, que consideraba eran más fáciles de cuidar. Al visitar visitar varios hogares de la parroquia Espíritu Santo, constató la existencia de personas ancianas viviendo en condiciones inhumanas. De esta dura realidad surgió la idea de crear un hogar para abuelos abandonados por la sociedad. El nombre de Hogar San José, surgió porque esta devoción ha acompañado a su familia y luego lo acompañó en su vocación y formación sacerdotal.
Cuenta con la Fundación Hogar San José, organismo no gubernamental sin fines de lucro, inspirado en principios cristianos. La Arquidiócesis de Panamá, ha venido acompañando esta obra que se ha mantenido por el valor de miembros de la comunidad que creen en la importancia del Hogar San José. Sin embargo, hace falta la solidaridad de más personas e instituciones para garantizar que este Hogar tenga las condiciones necesarias para acoger dignamente a los ancianos.

Para donaciones

Para contribuir económicamente con con esta obra realizarla a: Hogar San José Cabuyita Pacora, , cuenta corriente número 03- 41- 01 -1215 47- 9 del Banco General.

También puede llamar a los  teléfonos  295- 1908 / 6790-1887.

 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.