Bendición desde el aire con el Santísimo Sacramento, llegó como bálsamo a los panameños

Bendición desde el aire con el Santísimo Sacramento, llegó como bálsamo a los panameños

PANAMÁ. 4 DE ABRIL DE 2021.    Un momento de esperanza vivió el pueblo panameño al recibir la bendición desde el aire con el Santísimo Sacramento, el Domingo de Pascua de Resurrección del Señor, impartida por el Arzobispo de Panamá y el Obispo de Colón- Kuna Yala.

 

Una bendición que llegó como bálsamo en estos momentos de crisis que vive el país por la pandemia; en una ceremonia que inició en el hangar  de la base del Servicio Nacional Aeronaval en Panamá Pacífico; donde el helicóptero sobrevoló las provincias de Colón, Panamá y Panamá Oeste.

 

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, señaló que esta celebración de la Resurrección del Señor, es la que da sentido a los Cristianos Católicos panameño, que la muerte no termina en muerte sino que termina en vida que es lo que va sosteniendo al ser humano. Porque este año la mayoría de nuestra gente no ha podido asistir a la celebración en los templos, por el aforo a sido reducido al 25%.

 

Por eso hemos querido que Jesús en el Santísimo Sacramento, sobrevolara Panamá Oeste, Panamá Centro y Colón, para que al menos las personas al escuchar el ruido del helicóptero al pasar sobre sus hogares puedan sentir que Dios a llegado a su vida, aunque no hayan podido asistir a los actos de Semana Santa, fue nuestro objetivo indicó Monseñor Ulloa.

 

“Porque sabemos que durante la pandemia lo que nos ha sostenido a muchos a sobrevivir el dolor por la muerte de seres queridos, pedida de trabajos y una economía que se ha ido al suelo, recalcó Monseñor Ulloa Mendieta, realmente lo que a muchos nos ha sostenido es la fe”.

 

El Arzobispo metropolitano dijo, que la pandemia nos ha enseñado que la muerte es nuestra compañera de camino y por eso durante todo este tiempo mi pensamiento ha estado con las familias de los más de seis mil 125 fallecidos.

 

No son cifras, cada numero es una persona, cada número es una familia y cada número muertos que cada noche nos revelan son corazones rotos, “queremos decirles que la muerte no es la última palabra en ese ser querido, que hay algo nuevo y distinto, que no lo entendemos si, pero que desde la experiencia tenemos la certeza que es real y desde esta perspectiva va nuestro mensaje de Pascua”, recalcó.

 

Jesús Crucificado ha Resucitado por eso es esperanza para todos los que aún sufren a casa de la pandemia, el Arzobispo pidió, para que el Señor sostenga la fatiga de los médicos, enfermeras, personal sanitario y de seguridad; agradeció por las vacunas que son un remedio esencial en esta lucha.

 

El Resucitado es consuelo para aquellos que han perdido sus trabajos, por los que atraviesan serias dificultades económicas; es la esperanza para muchos jóvenes que durante esta pandemia se han visto obligados a abandonar sus escuelas y universidades, indicó Monseñor Ulloa.

 

También pidió, que la luz del Resucitado sea fuente de renacimiento para lo emigrantes  que huyen de la miseria, que podamos reconocer en los rostros desfigurados el rostro sufriente del Señor que camina hacia el calvario.

 

Que en medio de las numerosas dificultades que atravesamos no nos olvidemos nunca, somos curados por las llagas de Cristo, a la luz del Resucitado nuestros sufrimientos se transfiguran. ¡Feliz Santa Pascua!, fueron las palabras del Arzobispo de Panamá, desde el hangar  de la base del Servicio Nacional Aeronaval en Panamá Pacífico.

 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]