Arzobispo Ulloa: “No podemos perder la esperanza, ni tampoco bajar la guardia ante el flagelo del COVID-19”

Arzobispo Ulloa: “No podemos perder la esperanza,  ni tampoco bajar la guardia ante el flagelo del COVID-19”

PANAMÁ. 13 DE JULIO DE 2020.   Nuevamente el Señor nos permite abrir nuestro corazón a su palabra para que sea ella la que transforme nuestra vida.  Seguimos en oración por la recuperación  de los enfermos de coronavirus, por todo el personal de salud para que tengan la fuerza y la capacidad de responder a las necesidades de los enfermos y sus familiares; dijo el Arzobispo de Panamá al iniciar la Misa dominical realizada en la capilla del Seminario Mayor San José.

Pidió, por todas las autoridades para que tengan la sabiduría  y la capacidad de satisfacer las necesidades de la población en materia sanitaria y económica.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, también elevó sus oraciones por todos los empresarios, productores y otras áreas de producción  para que tengan el coraje y la esperanza en la adversidad y continúen proporcionando al país los frutos de sus esfuerzos.

Sigamos orando por todos los que han muerto en este tiempo de pandemia para que el Señor  los acoja en la patria eterna y le conceda a todos aquellos que han perdido un ser querido el consuelo y la paz.  Por todos nosotros para que asumamos responsablemente las normas sanitarias por el bien del país., fue la exhortación de Monseñor Ulloa.

En las actuales circunstancias, no podemos perder la esperanza, pero tampoco podemos bajar la guardia ante este flagelo del COVID-19, que está acabando con la vida de muchos hermanos y hermanas, manifestó.

El coronavirus está matando, recalcó el Obispo metropolitano, está aquí, no lo podemos ignorar, no lo podemos desafiar, porque estamos expuestos a contagiarnos, si no nos comprometemos a cumplir las medidas de seguridad.

 Ahora debemos enfocarnos en repensar cómo debemos enfrentar los efectos de la pandemia, que está dejando a miles de personas desempleadas, con una economía endeble, dijo.

“Llegó la hora de ponderar la esencialidad, que nos está enseñando esta pandemia y de unirnos por encima de nuestros intereses personales, partidistas, económicas o religiosas”, advirtió el Arzobispo de Panamá.

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]