Arzobispo Ulloa:  “No es hora de lamentos, ahora somos Panamá, de jugar el rol que corresponde”

Arzobispo Ulloa:  “No es hora de lamentos,  ahora somos Panamá, de jugar el rol que corresponde”

PANAMÁ. 21 DE JULIO DE 2020.   “No se trata de acallar nuestra conciencia crítica, sino de saber asumir nuestra propia responsabilidad con lucidez, No es suficiente solo con lamentarnos y recriminar a los otros, o de lamentarse de las estructuras existentes o descargar nuestra responsabilidad con los demás”; expresó el Arzobispo de Panamá en la Homilía realizada en la Capilla del Seminario Mayor San José.

Añadió, “no es hora de lamentos, ahora somos Panamá, hay que abrazarnos, unirnos, y jugar el rol que nos corresponde a cada uno desde sus responsabilidades”.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, indicó “nuestro país está en un momento sumamente preocupante. El llevar casi cuatro meses de encierro. El llorar a más de 1,000 personas fallecidas por el covid-19 que son más que números, ellos tienen rostros, nombres, apellidos, familias concretas, el pensar en los que padecen la enfermedad o mirar con miedo la crisis económica de la que avisan, nos asusta, y despierta en nosotros lo peor que guardamos dentro”.  

Refiriéndose a las palabras Papa Francisco subrayó, Monseñor Ulloa pronunció, un factor que todavía muchos poderosos se niegan a admitir, y que ha sido determinante para la propagación del coronavirus, son las otras epidemias existentes en nuestro mundo, la cizaña que crece junto a la buena semilla.  El covid-19 ha puesto en evidencia de la manera más dramática y dolorosa, lo que el pueblo ha padecido por la mala siembra por décadas, y que hoy más que nunca ha aflorado:  en materia de economía, salud, educación y justicia por la  siembra de la mala semilla por la falta de ética y moral, y el desprecio al bien común y principalmente al valor de la vida humana.

Así el mundo y Panamá ha descubierto que el colapso de nuestros sistemas de servicios públicos, no es debido solo a causa del coronavirus, sino a la ausencia o retraso en la ejecución de políticas públicas, porque hemos estado más pendientes del juega vivo, de la corrupción, del saqueo de las arcas del Estado, recalcó Mons. Ulloa. 

“Estamos en este punto de la crisis, porque por décadas hemos carecido de una visión política de Estado donde ha pesado más el individualismo en vez del bien común y que haya crecido sin ningún control trayendo lo que estamos viviendo:  un carente sistema de agua potable especialmente en los lugares lejanos y empobrecidos; la salud carece del personal, de los equipos y las instalación es adecuadas para atender pacientes”, manifestó.

Ni que decir del sistema educativo, que no ha levantado cabeza, donde se instalan comisiones y pasan comisiones que impiden avanzar ampliamente, donde hay que garantizar un mínimo a nuestros niños y jóvenes para que tengan oportunidades en la vida, lamentó Monseñor Ulloa.

La experiencia del mal lleva tantas veces a preguntarse: ¿Dónde está Dios? ¿Qué hace Dios? En realidad la pregunta es: ¿Por qué hay personas dedicadas a explotar a los demás? ¿Por qué Dios permite que reine la injusticia en el mundo? 

El mal está entre nosotros y muchas veces no es algo natural sino provocado por nosotros mismos que nos convierte en nuestros propios enemigos y sembrando desesperanza, dijo.

Jesús sabe cuándo es el momento adecuado. Lo único que tenemos que hacer es confiar en Él. Podrán venir dificultades, momentos difíciles, pruebas, pero siempre debemos de tener la certeza de que Jesús sabe lo que está haciendo, señaló el Arzobispo de Panamá.

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]