Arquidiócesis realizó su Misa Crismal

Arquidiócesis realizó su Misa Crismal

PANAMÁ.31 DE MARZO DE 2021.   La Misa Crismal tiene su lugar ordinariamente en la Semana Santa, el jueves Santo. Un año más por la pandemia el Arzobispo de Panamá, la realizó en la Catedral metropolitana junto al clero Arquidiocesano donde todos se congregaron, renovando sus votos y promesas sacerdotales, en aislamiento físico pero más unidos espiritualmente.

Celebración que acompañó el Nuncio Apostólico de Panamá, Monseñor Luciano Russo.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, junto al clero presbiteral, bendijo los Santos Oleos y consagró el Santo Crisma; manifestando “con estos óleos la Iglesia Arquidiocesana, desde cada una de sus parroquias, sale al encuentro de los nuestros enfermos y ancianos que necesitan ser confortados”. 

 

Una Misa Crismal con pastores pero sin nuestros queridos feligreses. Ciertamente nos sentimos raros sin el pueblo que podamos ver y  con quien compartir cara a cara, pero muchos  como Iglesia Domestica nos ven por sus celulares o pantallas de computadoras o escuchando por las emisoras, señaló. 

El Arzobispo explicó  que el Santo Crisma es utilizado como sello espiritual en las ordenaciones sacerdotales, confirmaciones, bautizos, consagración de altares e Iglesias, para consagrar nuestros cuerpos, nos llena de alegría, e irradiar en la propia vida la santidad de Dios. Que el Óleo de los Catecúmenos, es usado para dar fuerzas a los que van a recibir el bautismo y puedan renunciar al diablo, al pecado y a todo lo que nos aparta de Cristo.

Y el Óleo de los Enfermos se utiliza como remedio de las dolencias del alma y del cuerpo de los enfermos como protección  y el alivio de Dios, recalco.

Les recordó  los presbíteros, “hermanos sacerdotes, yo espero que este tiempo de pandemia haya fortalecido nuestras convicciones de pastor, haya hecho acrecentar nuestra preocupación por nuestra gente, haya despertado un nuevo deseo evangelizador y nos haya hecho más creativos y apasionados en el anuncio del evangelio; que hayamos redescubierto nuestra misión de intercesores, al vivenciar la fuerza de la oración en la plegaria por el sufrimiento del pueblo cristiano y del mundo”.

Monseñor Ulloa Mendieta, les exhortó “nuestro ministerio, queridos sacerdotes, es de amor, en especial hacia los más pobres. Meternos con Jesús en medio de nuestra gente en un ministerio de amor servicial y oblativo que libera y levanta, que sana y da consuelo, que hace vivir y esperar, y que alegra y serena el espíritu”.

 

En nombre de la Arquidiócesis de Panamá a los miembros del presbiterio que este año están celebrando sus bodas de plata. Gracias por su testimonio sacerdotal, por todos estos años que han entregado su vida al servicio de la salvación de sus hermanos… gracias por su ejemplaridad de vida que nos hacen valorar la belleza de la vocación a la que hemos sido llamados, fueron las palabras del Arzobispo de Panamá. 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]