Unos 160 sacerdotes renovaron su promesa de fidelidad a Jesucristo

Unos 160 sacerdotes renovaron su promesa de fidelidad a Jesucristo
Panamá. 17 de abril de 2019.  “Hermanos sacerdotes, tenemos que lograr que el pueblo cristiano, al que servimos en su fe, considere necesario el sacerdocio ministerial. Eso solo puede suceder con una experiencia y manifestación clara y limpia de nuestra identidad sacerdotal a imagen de Cristo”, expresó el Arzobispo Metropolitano, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, en la celebración de la Misa del Santo Crisma, este 16 de abril,  en la Catedral Basílica Santa María la Antigua.

El Arzobispo Ulloa dijo que la Misa Crismal es uno de los  momentos  más hermoso, en que año tras año, los sacerdotes, “renovamos nuestras promesas sacerdotales a Aquel quien es la razón de nuestra vida y servicio”.  En esta oportunidad unos 160 sacerdotes renovaron su fidelidad a Jesucristo y su Iglesia.

Agregó, que la mejor prueba de que amamos lo que somos, es la ilusión y la capacidad que tengamos de transmitir a todos que merece la pena ser sacerdotes.

De manera especial, agradeció a los sacerdotes por su entrega durante la Jornada Mundial de la Juventud;  por su docilidad en confiar en un proyecto de Dios, a pesar de las dudas justificadas que podían tener, lo que le permitió que la acogieran y la abrazaran, con la alegría que caracteriza la fe en Jesucristo.

“Ustedes, abrieron su corazón, sus brazos, para que los jóvenes en las parroquias sintieran esa Iglesia que anima y acompaña para que ellos sean los protagonistas no solo de la JMJ sino de los cambios y las transformaciones que requiere la Iglesia y la sociedad”, recalcó monseñor Ulloa.

Han sido un instrumento valioso de Dios para que más jóvenes se acerquen a su Iglesia; ahora el desafío es mantener los espacios abiertos y crear otros para que la juventud pueda seguir aportando la novedad, la creatividad, y la esperanza en nuestras vidas de fe, recalcó.

Monseñor Ulloa Mendieta compartió la carta que Su Santidad el Papa Francisco envió a los obispos panameños en la que dice: “al regresar de esa amada tierra de Panamá, quiero agradecerle a todos los Obispos de la Conferencia Episcopal Panameña y a los sacerdotes, por la calidez  con la cual fui recibido y su esfuerzo realizado durante la JMJ”. El arzobispo de Panamá, también presentó el cáliz regalado por el Papa para que se quedará en la Catedral, como signo de su presencia en Panamá.

“Rezo para que el Señor les atribuya abundantemente,  les animo para que se mantengan siempre unidos al servicio de ese pueblo noble, que necesita será acompañado y sostenido con la fuerza y la alegría que lo hace el Evangelio”, concluye la carta del Papa.

Santo Crisma
En la Misa de este martes Santo, monseñor Ulloa bendijo el óleo de los enfermos que llegará como consolador de todas sus dolencias; bendijo el aceite de los catecúmenos, usado para ungir a los que se preparan para el bautismo y finalmente consagró el Santo Crisma el cual será usado como sello espiritual en las ordenaciones sacerdotales, confirmaciones, bautizos, consagración de altares e Iglesias.

Aniversarios Sacerdotales
Monseñor Ulloa aprovechó la ocasión para felicitar al Padre Octavio Madrigal, al Padre Juan Sandoval y al Padre Óscar Martín, por sus bodas de plata de vida sacerdotal. Al Padre José María Rodríguez, por sus 50 años de sacerdocio,  a monseñor Alejandro Vásquez Pinto, que celebra sus 62 años de sacerdocio y al Padre Agustín Goicochea que celebrará sus 65 años de consagración sacerdotal. Saludó fraternalmente a monseñor Uriah quien cumplió sus 25 años de ordenación episcopal; y recordó con afecto al Padre Mauricio Catedral Lara, quien sirvió durante más de 50 años en nuestro país.

IMG_1110
IMG_1130
IMG_1102
IMG_1096
IMG_1078
IMG_1056
IMG_1044
IMG_1011

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.