La Cruz y el Icono de la Virgen irán hacia la juventud mexicana en sufrimiento

La Cruz y el Icono de la Virgen irán  hacia la juventud mexicana en sufrimiento

 En México los signos de la Jornada Mundial de la Juventud – la Cruz peregrina y el Icono de la Virgen- fueron llevados en peregrinación hacia la Basílica de nuestra señora de Guadalupe, donde se celebró una eucaristía presidida por monseñor Juan Armando Pérez Talamantes, Obispo Responsable de la Dimensión Episcopal Mexicana de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes (DEMPAJ) y concelebrada por monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá.

En una breve homilía, monseñor Juan Armando dejó claro que la Cruz y el Icono no recorrerán los caminos para buscar más “fans” o “likes”, sino para encontrar a los jóvenes sencillos, pobres, que están en sufrimiento para consolarlos, sanarlos y renovar su esperanza y fortalecer sus esfuerzos.

Destacó que estos signos serán llevados a los chicos y chicas que necesitan experimentar la misericordia de Dios, especialmente aquellos que no la buscan o quienes la buscan donde no está. “Llevemos la Cruz y el Icono a esos lugares, para que se hagan cercanos para que la puedan tocar y orar ante ellos”.

Aludiendo a palabras del Papa Francisco señaló que los cristianos sabemos que los mejores días y los mejores tiempos están aun por venir, destacando que los jóvenes nos recuerdan que “somos un pueblo más de primavera, que de otoño”.

El joven desea un mundo mejor, y Jesús le ayuda a descubrir que ese mundo es posible, renunciando a ideologías que quieren dejar a un lado a la familia y a los demás. “Ese es el camino de la tristeza, del llanto y  la desesperación, advirtió. Invitó a los cristianos a construir un mundo mejor, de justicia, de paz.

Esta Cruz que está llena de misterio, ha recorrido países, en los que miles de los jóvenes han encontrado consuelo y fortaleza, añadió monseñor Pérez. “Queridos jóvenes de México recibamos con veneración y respeto los signos de la Jornada Mundial de la Juventud” y sigamos el camino al encuentro con Jesús en Panamá 2019, recalcó.

Finalmente agradeció y felicitó a la delegación de Panamá, presente en la Basílica, encabezada por monseñor Ulloa.

Por su parte, Monseñor Ulloa señaló con voz apasionada que: “Los protagonistas de la jornada de la juventud, del cambio de la iglesia y de la sociedad viene de vuestras manos”; no teman en poner a los adultos en crisis ni en hacer lío para transformar el mundo, les animó.

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]