Fieles devotos de Nuestra Señora de Lourdes, celebraron con Eucaristía, procesión y serenatas

Fieles devotos de Nuestra Señora de Lourdes, celebraron con Eucaristía, procesión y serenatas

PANAMÁ. 12 DE FEBRERO DE 2020.   Con mucha alegría los fieles devotos de Nuestra Señora de Lourdes, celebraron su fiesta patronal con procesión, Eucaristía presidida por el Arzobispo de Panamá y serenatas, en el templo parroquial ubicado en Carrasquilla.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta Arzobispo de Panamá, en su homilía señaló, que hablar de Nuestra Señora de Lourdes es ir descubriendo que en medio del dolor y del sufrimiento no estamos solos porque Dios nos acoge y al acogernos encontramos nuestro descanso.

La fiesta de Lourdes nos invita a ir preparándonos para nuestra vejes y para nuestra enfermedad; y tenemos que enfrentar estas realidades desde la fe, porque ahí que prepararse para cada tiempo y momento, dijo.

“Nuestra Señora de Lourdes, nos descubre que en cada enfermo vemos el rostro de Dios y eso lo tenemos que creer; expresó monseñor Ulloa Mendieta, señalando que los hospitales, las casas y las camas donde están los enfermos son lugares sagrados tanto así como lo es el templo porque al rezar frente a un enfermo rezamos delante del mismo Jesucristo”.

El Arzobispo de Panamá, pide orar por todos los miembros de la Pastoral de la Salud, por los médicos, enfermeras, auxiliares y todas las personas que se dedican al cuidado de los enfermos; para que el Señor les de la capacidad de poder descubrir en los enfermos el rostro de Cristo.

Es un día especial para pedirle a la Virgen para que nos de más personas con vocación para el trabajo en la Pastoral de la Salud, indicó.

De acuerdo con el Obispo panameño, uno de los mensajes principales de Nuestra Señora de Lourdes, es la ternura que  Dios nos ofrece al recordarnos que “todos tenemos que tratarnos como hijos de Dios y tratarnos como hermanos de un mismo padre”.

La Virgen nos pide con esas mismas frases textuales que le expresó a Santa Bernardita, un mensaje de más de 150 años y que se sigue manifestando; “hijos míos hay que convertirse, hay que cambiar de vida, la constancia en la oración, el rezo del Santo Rosario, la penitencia y la humildad; y a llevar la misericordia infinita de Dios a los pobres y enfermos”, indicó monseñor Ulloa.

Nuestra Madre invita a especialmente a los enfermos físico y espirituales a que no pueden vivir como derrotados, sino como personas que tenemos viva la esperanza y la confianza puesta en el Señor;  y que en medio del dolor y del sufrimiento forman parte de la gran familia de la Iglesia, donde nadie puede sentirse inútil, recalcó el Arzobispo de Panamá.

 

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]