Diócesis de Chitré da el último adiós a monseñor Fernando Torres Durán

Diócesis de Chitré da el último adiós a monseñor Fernando Torres Durán

PANAMÁ. 18 DE NOVIEMBRE DE 2019.  Obispos, sacerdotes, religiosas, seminaristas y el pueblo de Dios congregado en la Catedral San Juan Bautista, dieron el último adiós a el obispo Emérito de la Diócesis de Chitré , monseñor Fernando Torres Durán, este domingo 17 de noviembre.

Sus exequias realizadas con gran solemnidad, iniciaron con la en la Catedral con la lectura del mensaje del Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, quien en nombre del Santo Padre expresa sus condolencias al pastor y el pueblo diocesano ante la pérdida de su obispo emérito.

Un especial momento cuando fueron colocados en el féretro los signos del ministerio episcopal: la casulla, la mitra, el báculo y el Evangelio. Monseñor Rafael Valdivieso, obispo de Chitré, quien presidió la eucaristía recordó al colocarse la casulla y la mitra dijo que monseñor Torres llevaba esta vestidura y este ornamento de fiesta en vida; al colocar e báculo, manifestó que era el signo de pastor; y al colocar el evangeliario recalcó que consagró su vida anunciando el evangelio de Cristo.

En la homilía monseñor Valdivieso, hizo una remembranza de la vida episcopal de Monseñor Fernando Torres Duran, como “custodio de la fe, con ese celo tan grande de investigar y llenar de conocimiento para ayudar a la comunidad a comprender más este misterio de Dios, y también ese celo por las vocaciones sacerdotales ha sido uno de los más grandes legados que deja a nuestra Diócesis”.

El Obispo de la Diócesis de Chitré, también afirmó que monseñor Torres dejó en las comunidades parroquiales: las vocaciones sacerdotales, el sueño que logró del seminario, para que un día Chitré y Los Santos, pudiera dar sacerdotes para ayudar a otras diócesis que no tienen.

Monseñor Valdivieso Miranda añadió, que: “Monseñor Fernando Torres, fue un soñador y abogado defensor de la historia, la cultura, la comunidad y el caminar de este pueblo de Chitré tan amado por él”. “Muchos de los sacerdotes presentes han sido fruto de esa generación de monseñor Torres, y de esa frase emblemática propia de él, “Familia y seminario, binomio necesario”, indicó.

Monseñor Rafael Valdivieso, agradeció a las personas que siempre estuvieron al cuidado de Monseñor Torres como Ariel Rodríguez, quien hasta el final fue una persona incansable, que siempre le dedicó su tiempo a su atención; y a aquellos que con sus gestos, cuidados, cariño  y oraciones siempre estuvieron pendientes de su salud.

Estuvieron presentes en las exequias de monseñor Torres: el nuncio apostólico, monseñor Miroslaw Adamczyk, el cardenal José Luis Lacunza, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, monseñor Audilio Aguilar, monseñor Manuel Ochogavía, monseñor Edgardo Cedeño, monseñor Óscar Brown, monseñor José Dimas Cedeño, monseñor Uriah Ashley.

Antes de llega a la Catedral de Chitré, se realizó una  caravana con los restos de monseñor Fernando Torres, que partió desde Divisa haciendo un recorrido por las parroquias de Santa María, La Arena, Monagrillo, San Atanasio de La Villa de Los Santos, Guararé y Las Tablas.

Los restos del obispo emérito Torres fueron sepultados debajo del altar de la Catedral San Juan Bautista de Chitré.

Recuerdos sobre monseñor Fernando Torres
Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, Arzobispo de Panamá: “Son muchos los  recuerdos de Monseñor Torres. “…era un hombre muy cercano especialmente con aquella gente muy sencilla, siempre que hablaba de sus viajes a capillas realmente lo hablaba con un convicción y con gran alegría”. “Monseñor Torres, le dio un trato delicado a la gente que lo acompañó y sirvió en los diversos ministerios; y que acogió como si fuera de su propia familia e hizo que se sintieran importantes por el trabajo que realizaban junto a él.

Gerardo Torres Durán, hermano de monseñor Torres:  “Una persona que fue tan importante , que hizo mucho por Panamá y por la Iglesia de Panamá, desde el primer momento que entró a servir en Las Cumbres”; “cuando fue nombrado Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Panamá y luego el Papa San Juan Pablo II, lo ordena Obispo en la Diócesis de Chitré”. Damos gracias a Dios, por su vida, por sus obras, que Dios lo tenga en su Gloria”.

Mireya Moscoso, ex presidenta: “Un día me dijo: ‘tenemos al Seminario a más de la mitad, no tenemos como terminarlo, ayúdenos que esos son los futuros sacerdotes” le ayúdanos a terminar el seminario’. Y ahí está dando frutos sacerdotales para el país. Así que lo recordaremos con mucho amor”.

Comparte

La Arquidiócesis de Panamá creada el 9 de septiembre de 1513 es la Iglesia más antigua en tierra firme y madre de las Iglesias particulares existentes hasta ahora en la república de Panamá.

[link url="http://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]