INVOCACION RELIGIOSA TOMA DE POSESION DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

INVOCACION RELIGIOSA TOMA DE POSESION DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

Lunes 1 de julio de 2019, Centro de Convenciones ATLAPA. 

INVOCACION RELIGIOSA
TOMA DE POSESION DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA LICENCIADO LAURENTINO CORTIZO COHEN

Nuestro país, en este día inaugura un nuevo quinquenio gubernamental, como parte de nuestra historia republicana, que debe llevarnos a reforzar los principios democráticos y a fortalecer los valores espirituales, culturales y étnicos, pero sobre todo los valores de la solidaridad y la fraternidad.

Desde el inicio de nuestra nación, el pueblo panameño y las autoridades que lo representan, han invocado a Dios para poner a sus pies todos sus proyectos y anhelos, con la convicción y la confianza que Él le bendecirá y acompañará, en toda aquella gestión que respete la dignidad humana y busque el bien común.

Por eso en esta mañana, del 1 de julio, estamos reunidos aquí para invocar al Espíritu Santo con el fin de que envíe sus siete dones al nuevo presidente de la República de Panamá, a sus ministros y demás autoridades, a fin de que ejerzan su servicio con sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.

Sabemos que aunque es el hombre el protagonista de su historia, difícilmente podrá construirla según los planes de Dios, que no son otros que el bien común.

Tenemos la oportunidad para fortalecer «una auténtica democracia no solo como el resultado de un respeto formal de las reglas, sino que como el fruto de la aceptación convencida de los valores que inspiran los procedimientos democráticos: la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del bien común como fin y criterio regulador de la vida política» (Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, 407).

A ustedes nuevas autoridades del país, hago propias las palabras del Papa Francisco para decirles: “Todo hombre, toda mujer, que va a tomar posesión de una función de gobierno, debe hacerse estas dos preguntas: ¿Amo a mi pueblo para servirlo mejor? ¿Soy humilde y escucho a todos, escucho las distintas opiniones, para elegir el mejor camino? Si no se hace estas preguntas no se tendrá un gobierno bueno. Y agrega el Papa: “Un gobernante que no ama no puede gobernar: a lo sumo podrá disciplinar, poner un poco de orden, pero no gobernar.

Señor Presidente: Hoy invocamos al Dios Todopoderoso para que usted pueda llevar las riendas de este país con un liderazgo sostenido por su escucha atenta al pueblo, al clamor de las comunidades, al de la sociedad organizada en sus distintos espacios. Usted no tendrá mejores asesores para acertar en políticas públicas que los ciudadanos de este país, que no esperan respuestas basadas solo en estadísticas o en las técnicas financieras, sino aquellas que son más humanas y sensibles al sufrimiento y el dolor causados por la exclusión, la discriminación y el empobrecimiento y la corrupción a que están sometidos una gran mayoría en el país.

La Patria merece un proyecto integrador, un proyecto en torno a definiciones de valores y a objetivos concretos en las distintas áreas de la economía, la política, de lo social, de lo ecológico y lo cultural. Pero también requiere de espacios para que la juventud sea la protagonista de las grandes transformaciones que demandan los nuevos tiempos. Que seamos un Estado y una sociedad capaz de proteger a nuestros adultos mayores, quienes son nuestra memoria histórica; que impulse políticas inclusivas para nuestros indígenas y afrodescendientes, que son parte principal de nuestras raíces.

En este momento histórico, si queremos hacer un mejor Panamá: Ni gobernantes paternalistas ni ciudadanos indiferentes. Panamá nos necesita a todos; a cada uno en el rol que le corresponde, ejerciéndolo con responsabilidad y respeto hacia el otro, teniendo como centro a la persona humana y el bien común.

Oremos: 

“Concédeles, Señor, a los que integran este nuevo servicio a la Patria, salud, paz, concordia, estabilidad, para que ejerzan sin tropiezo la soberanía que tú les has entregado. Eres tú, Señor, rey celestial de los siglos, quien da a los hijos de los hombres gloria, honor y poder sobre las cosas de la tierra.

Dirige, Señor, su consejo según lo que es bueno, según lo que es agradable a tus ojos, para que ejerciendo con piedad, en la paz y la mansedumbre, el poder que les has dado, te encuentren propicio” (San Clemente Romano, Epístola ad Corintios, 61, 1-2).

Pidámosles al Dios de Abraham, al Dios de Isaac, al Dios de Jacob (Ex. 3:6), y al Dios de todos, en sus distintos nombres, por los nuevos gobernantes y por Panamá. Que el Señor les fortalezca para que puedan ser fiel a la esperanza del pueblo y no nos defraudemos.

AMEN.

†  JOSÉ DOMINGO ULLOA MENDIETA, O.S.A.
ARZOBISPO METROPOLITANO DE PANAMA

 

Descargar (PDF, 4.2MB)

Comparte

Su Excelencia Reverendísima Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, O.S.A. Nacido en Chitré, Panamá, el 24 de diciembre de 1956.Es el tercero de tres hermanos del matrimonio de Dagoberto Ulloa y Clodomira Mendieta. Fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1983 por el entonces Obispo de Chitré, Mons. José María Carrizo Villarreal, en la Catedral San Juan Bautista de Chitré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.