Carta a los Sacerdotes – ¡Gracias por la entrega y la respuesta a la llamada¡

Carta a los Sacerdotes - ¡Gracias por la entrega y la respuesta a la llamada¡

Queridos hermanos sacerdotes:

Siempre, pero muy especialmente en este día en que Jesús instituyo el sacramento del sacerdocio, doy gracias a Dios por tu vida sacerdotal por tantos dones que te ha regalado especialmente porque se ha fijado en ti y te ha elegido para ser sacerdote, para que seas un reflejo del sacerdocio de Cristo, único mediador entre los hombres y Dios, único maestro y único Pastor, el Buen Pastor que ha dado la vida por sus ovejas.

Hermanos, gracias por vuestra fidelidad a los compromisos contraídos. Ya nos decía Papa Francisco: vuestro si, perseverancia, fidelidad y entrega es todo un signo ante una sociedad y una cultura que convirtió “lo gaseoso” en valor, existan personas que apuesten y busquen asumir compromisos que exigen toda la vida.

Por eso hoy, en medio de nuestra cuarentena se nos invita a celebrar la fidelidad de Dios que no deja de confiar, creer y apostar por nosotros a pesar de nuestros límites y pecados.

Conscientes de llevar un tesoro en vasijas de barro (cf. 2 Co4,7), sabemos que el Señor triunfa en la debilidad (cf. 2 Co 12,9), no deja de sostenernos y llamarnos, dándonos el ciento por uno (cf. Mc 10,29-30) porque «eterna es su misericordia».

Gracias por la alegría con la que han sabido entregar sus vidas, especialmente en estos momentos, mostrando un corazón que con los años luchó y lucha para no volverse estrecho y ser, por el contrario, cotidianamente ensanchado por el amor a Dios y a nuestras comunidades; un corazón que, como al buen vino, el tiempo no lo ha agriado, sino que le dio una calidad cada vez más exquisita; porque «eterna es su misericordia».

Gracias por buscar fortalecer los vínculos de fraternidad y amistad en el presbiterio y conmigo, sosteniéndonos mutuamente. E inclusive siendo constantes y perseverantes cuando han tenido que asumir alguna misión áspera o impulsar a algún hermano a asumir sus responsabilidades; porque «eterna es su misericordia».

Unidos en oración, un abrazo

†  JOSÉ DOMINGO ULLOA MENDIETA, O.S.A.
ARZOBISPO METROPOLITANO DE PANAMÁ

Descargar (PDF, 5.41MB)

Comparte

Su Excelencia Reverendísima Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, O.S.A. Nacido en Chitré, Panamá, el 24 de diciembre de 1956.Es el tercero de tres hermanos del matrimonio de Dagoberto Ulloa y Clodomira Mendieta. Fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1983 por el entonces Obispo de Chitré, Mons. José María Carrizo Villarreal, en la Catedral San Juan Bautista de Chitré.

[link url="https://arquidiocesisdepanama.org/reapertura-de-templos/"]Content[/link]