Intención de la oración – Noviembre

Intención de la oración - Noviembre

Recemos juntos para que el lenguaje del corazón y del diálogo prevalezca siempre sobre el lenguaje de las armas.

Papa Francisco – Noviembre 2018

Todos queremos la paz. Y, más que nadie, la quieren aquellos que sufren por la ausencia de paz.
Podemos hablar con palabras espléndidas, pero si en nuestro corazón no hay paz, no la habrá en el mundo.
Con cero violencia y 100 por ciento de ternura , construyamos la paz evangélica que no excluye a nadie.
Recemos juntos para que el lenguaje del corazón y del diálogo prevalezca siempre sobre el lenguaje de las armas.


Intención Universal: Al servicio de la paz.
“Para que el lenguaje de corazón y del diálogo prevalezca siempre
sobre el lenguaje de las armas.”

Al hombre actual se le ha hecho habitual y ha normalizado el lenguaje de la pelea y la confrontación. Las personas perdemos sin mucha conciencia, la capacidad para valorar la riqueza que supone la diversidad y la diferencia. Vivimos en una utopía de control, queremos tener a las personas, a las situaciones y a las cosas bajo las seguridades de nuestro mundo conocido y todo aquello que no “encaje” en él, lo vivimos como una amenaza y tendemos a correrlo de nuestras vidas o a anularlo.

Este modo de mirar al otro como amenaza a la propia vida, es producto de un corazón herido que no ha aprendido a mirar a los demás como un don, sino como competidores, por el simple hecho de que son diferentes.

El mismo diálogo es difícil, hablamos imponiendo nuestras ideas y tratando de convencer a la otra persona de la verdad de nuestros juicios y apreciaciones. Nos cuesta escuchar a los demás con amplitud de mente y apertura de corazón, más bien hablamos para hacer entender a los demás nuestros puntos de vista.

Tenemos que educar el hábito del diálogo sincero. En el mundo se pelea a un altísimo costo, se gastan enormes recursos para esto y se pone en jaque la felicidad humana. Y no sólo pensemos en las guerras. También en nuestros ambientes, las familias, las empresas. Las personas individuales se desgastan en enfrentamientos costosos que ponen en riesgo sus bienes, su felicidad y en muchos casos la vida.

La diferencia y la diversidad habitan el mundo, y esto no cambiará. Las personas seguiremos incomodándonos ante tal realidad porque continuaremos experimentando inseguridad por aquello que no controlamos. Sin embargo, hay algo que podemos hacer diferente para evitar la confrontación: cultivar el diálogo auténtico. Un modo de conversar en el que nos abramos a la realidad del otro, sin querer dominar ni convencer sino aceptándolo y valorándolo como expresión de bien, verdad y belleza.

Ponernos al servicio de la paz es cultivar el diálogo y la aceptación de las diferencias. Comencemos en nuestros ambientes y en nuestra vida cotidiana, con quienes tenemos cerca. Este mes el desafío es contribuir con nuestras vidas a que este mundo sea cada día más, un lugar en el que haya espacio para todos.

María Bettina RaedCoordinadora Click to Pray versión español.
Co Coordinadora Internacional Click to Pray
Red Mundial de Oración del Papa AO / MEJ.


Comparte

Francisco, S. J., de nombre secular Jorge Mario Bergoglio Sívori, es el 266.º y actual papa de la Iglesia católica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *