Obras del Papa son sostenidas por los fieles católicos con el “Óbolo de San Pedro”

Obras del Papa son sostenidas por  los fieles católicos con el “Óbolo de San Pedro”

Cada año en la solemnidad de San Pedro y San Pablo como todos los años se exhorta a los feligreses católicos a colaborar con las obras de caridad que desarrolla el Santo Padre,  a través de la tradicional colecta “Óbolo de San Pedro”, que se efectuará el domingo 1 de julio, de todas las parroquias del país.

El ‘Óbolo de San Pedro’ es la ayuda económica que los fieles ofrecen al Santo Padre, como expresión de apoyo a su solicitud para que el  pueda atender las múltiples necesidades de la Iglesia universal y las obras de caridad en favor de los más necesitados, a las poblaciones de varios países del mundo, golpeados por calamidades como inundaciones, carestías, guerras o enfermedades, entre otras.

El dinero que se recoge con motivo del Óbolo de San Pedro no entra en el presupuesto de la Santa Sede, pues se destina directamente a las obras de caridad. En los últimos años ha permitido un apoyo concreto a la primera universidad católica de Jordania; a la expansión del instituto “Filippo Smaldone” en Ruanda; a dar diez becas para que terminen la universidad jóvenes desplazados del Kurdistán iraquí; ayudar a los niños Dalit y ofrecer una aportación para la nueva escuela primaria, por mencionar algunas obras que hacen posible esta colecta.

Otras formas de contribución

Cada católico es invitado a colaborar con las obras de ayuda del Santo Padre a favor de los más pobres. Con este motivo, las diócesis destinan la colecta de la misa del día indicando para las obras de caridad del Santo Padre.

Además de la colecta anual, que se realiza en las misas del primer domingo de julio, ahora, desde el 15 de mayo de 2003, la Santa Sede, a fin de facilitar el envío de las ofrendas al Santo Padre, como contribución al Óbolo de San Pedro en cualquier día del año, ha creado un servicio que permite mandar las donaciones directamente, gracias a las nuevas tecnologías de la comunicación, utilizando las tarjetas de crédito, American Express, Visa, Mastercard y Diners, informando por fax al nro. (00 39) 06-6988-3954, o bien realizando un depósito en la cuenta corriente bancaria, cuyos datos son los siguientes:

UNICREDIT BANCA D’IMPRESA

IT/04/B/03202/000005329965

CIN-B  ABI-03226 CAB-03202

CUENTA: 000005329965

SWIFT: UNCRIT 2V

TITULAR: Óbolo Di San Pietro

(indicar el propio nombre, apellido y dirección)

La página web del Vaticano es: http://www.vatican.va, y  tiene una sección especial: “Óbolo de San Pedro”, que ofrece la posibilidad de contactar directamente a su oficina. Se puede obtener más información escribiendo a la dirección de correo electrónico obolo.sp@segstat.va, o bien al teléfono (00 39) 06-6988-4851.

Día del Papa

En la celebración de la solemnidad de los apóstoles San Pedro y San Pablo, también es el Día del Papa, ocasión que nos brinda la oportunidad de acercarnos a la grandeza del ministerio petrino y reflexionar sobre su repercusión fundamental en la iglesia de Jesucristo. El Sucesor de Pedro está al servicio de cada una de las Iglesias particulares. A través de su ministerio, la Iglesia alcanza aquella visibilidad externa que resulta imprescindible para reconocernos comunitariamente cristianos.

El “Día del Papa” pretende revitalizar en la comunidad cristiana el aprecio y la oración por el sucesor de Pedro, y estrechar los vínculos de la comunión eclesial. Estamos unidos al Santo Padre de Roma por lazos de amor y obediencia, como Vicario de Cristo en la tierra, como Pastor universal, Maestro de la fe, centro de amor y de unidad de la Iglesia extendida por todo el universo, una, santa, católica y apostólica.

Por medio del magisterio del Papa, la luz del evangelio de Cristo brilla día tras día con destellos nuevos. Y es que Pedro, y con él sus sucesores, son en último término servidores de la Palabra de Dios, a la que sirven en fidelidad interpretándola y exponiéndola para la edificación del Pueblo de Dios.

Oremos por el Santo Padre  Francisco, el primer Papa Latinoamericano quien desde el inicio de su ministerio petrino a solicitado que recen por él, para poder llevar la barca de Pedro, por los senderos de una Iglesia en salida, capaz de darse toda en el servicio a los demás, especialmente los más pobres y olvidados.

Comparte